†_Howard Phillips Lovecraft_†

Howard Phillips Lovecraft

Howard Phillip Lovecraft nació en Providence (Rhode Island) el 20 de agosto de 1890. Fue un niño enfermizo y precoz, que perdió a sus padres enfermos de locura. De hombre fue tímido y sedentario.

A los 16 años escribía una columna de astronomía para el «Providence Tribune». Entre 1908 y 1923 se ganó la vida a duras penas escribiendo ocasionalmente relatos para revistas de poca tirada, como «Weird Tales».

Lovecraft nunca pensó que con el paso del tiempo iba a convertirse en un objeto de culto en casi todo el mundo. Su obra sobrepasó largamente los límites del género popular para el que estaba destinada, el terror, y ya forma parte de la literatura universal.
Es que a Lovecraft no le preocupaba tanto producir miedo como explorar ese sentimiento en sus textos. El conocimiento de las zonas oscuras de la mente era el motor principal de su escritura. Construyó así toda una mitología personal, conocida como los Mitos de Cthulhu, en los que postula la existencia de seres extraterrestres que a veces habitan dentro de los mismos seres humanos y tienen el sueño de volver a conquistar el planeta Tierra que alguna vez dominaron.
Cuando murió (15 de marzo de 1937) en el anonimato y la miseria, Lovecraft estaba lejos de ser un autor conocido, pero había un círculo que lo consideraba un genio. Con los años, sus libros dejaron de ser un privilegio de los avisados y se transformaron, como los escritos por Poe o Hoffmann, en clásicos de la literatura de terror.


Es raro encontrar a alguien que te diga : “a mi me gusta leer” y es que en estos tiempos a muchos les da la hueva o estan muy apresurados y atareados como para sentarse a leer un buen libro, claro yo soy bien gamer, paso mucho tiempo sin hacer nada mas que escuchar musica pero tambien me gusta mucho leer, obiamente cuando es algo que me gusta y en este post les traigo una recomendacion que espero tambien encuentren atractiva: el libro, o mas bien relato es : “los amados muertos” del maestro del horror H.P.Lovecraft, cuenta la historia y final de un necrofilico, ¿interesante no lo cree? bien, en este relato a comparacion de los demas de dicho autor su forma de redaccion es bastante singular, te llena oraciones con adjetivos tras adjetivos es de cierto modo un estilo barroco de escribir, que me dejo cautivado desde los primeros parrafos, a mi muy personal, es el mejor relato que he tenido la bendicion de leer (hasta creo que es mejor que el de “la llamada de Cthulhu”) y  ya que el relato es algo corto, los invito a que lo lean, no les llevara mas de 2 semanas si es que tienen poco tiempo, y si no me creen pues lean algunas frases de dicho relato:

Es media noche. Antes del alba darán conmigo y me encerrarán en una celda negra, donde languideceré interminablemente, mientras insaciables deseos roen mis entrañas y consumen mi corazón, hasta ser al fin uno con los muertos que amo.

 Mi mismo ser parecía cargado de electricidad estática y sentí mi cuerpo tensarse involuntariamente. Mis ojos intentaban traspasar los párpados cerrados del difunto y leer el secreto mensaje que ocultaban. Mi corazón dio un repentino salto de júbilo impío batiendo contra mis costillas con fuerza demoníaca, como tratando de librarse de las acotadas paredes de mi caja torácica.

Durante las largas noches en que buscaba el refugio de mi santuario, era incitado por aquel silencio de mausoleo a idear nuevas e indecibles formas de prodigar mis afectos a los muertos que amaba…¡los muertos que me daban vida!

Mi sed del nocivo néctar de la muerte creció hasta ser un fuego devastador, y comencé a acortar los períodos entre mis odiosas explosiones. Comprendí que pisaba suelo resbaladizo, pero el demoníaco deseo me aferraba con torturantes tentáculos y me obligaba a proseguir.

cálida, la sangre fresca traza grotescos dibujos sobre las carcomidas y decrépitas lápidas… hordas fantasmales se apiñan sobre las tumbas en descomposición… dedos espectrales me llaman por señas… etéreos fragmentos de melodías no escritas en celestial crescendo… distantes estrellas danzan embriagadoramente en demoníaco acompañamiento… un millar de diminutos martillos baten espantosas disonancias sobre yunques en el interior de mi caótico cerebro… fantasmas grises de asesinados espíritus desfilan ante mí en silenciosa burla… abrasadoras lenguas de invisible llama estampan la marca del Infierno en mi alma enferma… no puedo… escribir… más…

Expuesto por Gotico666oscuro


About this entry