†_Cine Gótico Clásico_†

Cine Gótico Clásico

El Fantasma de la opera (phantom of opera):

 En la novela original de Leroux publicada en 1910, la ambientación es en el París del siglo XIX en la Ópera Garnier, un edificio lujurioso y monumental que había sido construido bajo un lago entre 1857 y 1874. Los empleados afirman que la ópera está encantada por un fantasma misterioso que provoca muchos accidentes. El fantasma de la ópera (le fantôme de l’Opéra) chantajea a los dos gerentes de la ópera para que le paguen 20.000 francos al mes y que le reserven una cabina privada para los conciertos.

Mientras, la joven diva Christine Daeé (que cree estar inspirada y guiada por un Angel de Música supuestamente enviado por su padre) llega a un éxito repentino en el escenario en cuanto reemplaza a la hasta entonces prima donna Carlotta, que tuvo que ser sustituida dos veces porque cayó en una extraña enfermedad. Christine gana los corazones del público, incluyendo el de su amor de infamcia, Vicomte Raoul de Chagny.

El Fantasma se siento celoso de la relación de Christine con Raoul, y la invita a visitarle en su mundo debajo del edificio. Ella acepta, y abajo en las catacumbas descubre que su ángel es en realidad un genio musical deforme que lleva una máscara para ocultar su cara aberrante. Ella grita de terror al contemplar su rostro verdadero, y el Fantasma la encierra en su hogar. Él conviene liberarla solo cuando ella promete que volverá a visitarlo bajo su propia voluntad.

Chistine está dividida entre el amor al joven y encantador vizconde Raoul, y su fascinación con la misteriosamente hermosa música del Fantasma. Cuando ella se da cuenta de que su ángel es el mismo Fantasma de la ópera responsable de accidentes y asesinatos, ella y Raoul deciden casarse en secreto y escapar de París, fuera del alcance del Fantasma. 

El Fantasma descubre su plan, y durante la interpretación de Christine como Marguerite en la ópera Faust de Charles Gounod, él la secuestra del escenario. Abajo, en el hogar del Fantasma, la última confrontación entre el Fantasma, Christine y Raoul toma lugar.

¿Quién es el Fantasma? El Fantasma nació como Erik, el hijo de un maestro de la albañilería, en una pequeña ciudad no muy lejos de Rouen. Escapó muy pronto de la casa de su padre, dónde su cara deformada era objeto de horror y terror para su padres. Durante un tiempo, frecuentó las ferias, dónde un dueño de un espectáculo de exposición de monstruos lo anunciaba como el cadaver humano. Viajó alrededor de Europa y Asia con los gitanos. Allí consiguió pericia acrobática y musical para convertirse en un genio alejado de la norma. También se convertió en un experto ventrílocuo.

Eventualmente, terminó como asesino de la corte e ingeniero personal del Cha persa y construyó para él sofisticadas trampas y dispositivos de tortura (como el lazo de Pendjab). Después de algún tiempo, el Cha tuvo miedo de que Erik supiese demasiado y decidió acabar con su vida. Erik se las arregló para escapar y hacer su camino a Francia de nuevo.

Erik usó sus habilidades arquitectónicas y consiguió un trabajo como uno de los arquitectos que construirán la Ópera Garnier de París. Bajo el edificio, un lago artificial había sido creado durante la construcción usando ocho bombas hidráulicas, porque existían problemas ya que el nivel del agua subterránea seguía subiendo. Sin que nadie se diese cuenta, Erik construyó un laberinto de túneles y pasillos en los niveles más bajos. Más allá del lago subterráneo construyó un hogar para sí mismo, dónde podría vivir protegido del resto de gente.

Aún siendo un brillante inventor e ingeniero, Erik también era un genio musical, y empezó a visitar la Casa de la Ópera para escuchar óperas e interferir con el supuesto mal gusto del gerente. Al no poder enseñar su cara en público, se caracterizó como un fantasma y usó la violencia para chantajear a los gerentes de la ópera y atarlos a su voluntad. Explotó las supersticiones de los empleados y su conocimiento de los pasajes secretos del edificio, lo que le permitía llegar a cualquier parte de la ópera sin que nadie se diese cuenta. Aterrorizaba a aquillos que se negaban a atender sus peticiones y hasta mato gente para avisar. De cualquier manera, trataba bien a los que se comportaban de forma leal y le obedecían sus órdenes (como Madame Giry).

La historia de la novela comienza cunado una joven muchacha de coro llamada Christine Daaé se uné al coro de la Ópera y Erik, el Fantasma, se enamora y se obsesiona con ella.

El Hombre lobo:

 Lawrence Talbot, segundo vástago de los Talbot, dieciocho años atrás abandonó las tierras galesas de sus orígenes para buscarse las américas, en vista de que el primogénito poseía todas las bendiciones familiares. Muerto el hermano mayor, Larry regresa al hogar, y al poco aparece en la demarcación una feria gitana, donde mora Bela, un adivino que sufre la maldición de la licantropía. Cuando, convertido en lobo, ataca a una amiga de Larry, éste parte en su defensa y es mordido por el monstruo, antes de que pueda acabar con él por medio de un bastón de plata. Pero ya padece la marca del hombre lobo y la próxima luna llena sufrirá la transformación…

 El inquisidor: una pelicula maldita:

La historia de EL INQUISIDOR (también conocida como EL INQUISIDOR DE LIMA, EL FUEGO DEL PECADO y THE INQUISITOR) se estructura fundamentalmente como un policial. Una serie de misteriosos asesinatos de jóvenes señoritas en la ciudad de Lima son investigado por la policía local. Lo curioso del caso es que las chicas son quemadas vivas… El asesinato de un chofer con una vieja arma medieval, una daga en forma de cruz, pone en guardia a los investigadores: El Santo Oficio ha vuelto…

Avanzando en la película descubrimos que se trata sólo de un grupo de locos que, manipulados por una psiquiatra majareta y rencorosa, se creen los herederos de la Inquisición, con la misión de perseguir a las brujas, hechiceras y demás herejes. Las lanzas de estos chiflados apuntan a un misterioso centro – el Club Tibb – que sería una fachada de alguna clase de culto demoníaco. Por eso secuestran, torturan y asesinan a toda mujer que pase por ahí.

El problema para los inquisidores empiezan cuando atrapan a un grupo de turistas argentinas. Lamentablemente para ellos, estas si son brujas de verdad y las torturas medievales parecen no poder detener la venganza de la magia negra. Al final todos los locos terminan con una muerte horrible y las turistas se salvan. La policía llega, como siempre, tarde. Apenas si tienen tiempo de lanzar alguna frase sentenciosa…

 
La criatura de la laguna negra:
La criatura de la Laguna Negra fue el resultado palpable de un experimento científico, y no un sombrío ser sobrenatural como los que abundaban en los argumentos de ese entonces. Aunque ha sido descripta como mitad humano y mitad pez, o un eslabón perdido anfibio, muchos amantes del cine la consideran una especie de saurio. A diferencia de muchos de su antecesores “reptílicos” que aparecieron en, por ejemplo, The Lost World (El mundo perdido, 1925), este nuevo exponente de la creatividad cinematográfica fue un animal atractivamente blindado, e inteligentemente diseñado como una figura de sorprendente arquitectura biológica. Las garras palmeadas de la criatura le acrecentaban sus habilidades para nadar, a la vez que le permitían capturar pequeños animales, y podía causar severo daño (o matar) a ejemplares más grandes. Una formación dentada que le recorría la espalda y le llegaba hasta los muslos fortalecía su apariencia, a la vez que ensombrecía su aspecto. Esta estructura servía para darle estabilidad en el agua, y al mismo tiempo actuaba como un radiador natural que contribuía a mantener una temperatura corporal constante. Para su defensa contra ataques, estaba provista de escamas superpuestas que le creaban una especie de escudo flexible en su torso, brazos y piernas. Su cabeza tipo yelmo, cruzada por dos líneas de branquias, le permitía – gracias a su formato aerodinámico- deslizarse rápidamente a través del agua. Respecto de sus pies, éstos también poseían bordes palmeados como sus garras, pero además cada uno estaba provisto de una pequeña ala dentada situada en cada talón, que funcionaba como sensor y la habilitaba para mantenerse balanceada cuando debiera caminar por algún terreno.
Esta abominación era una perfecta fantasía cuyas cualidades estéticas y anatómicas la transformaron en un material óptimo para ser explotado en películas destinadas a pegar fuerte en la taquilla (embellecida por el adecuado uso de la tercera dimensión), y prontamente se transformó en un ser supremo del cine de ciencia ficción, especialmente durante este corto reinado de esta modalidad de cine, munida de anteojos de colores y proyectores estereoscópicos.
 
Frankenstein:

Toda historia tiene su génesis. Y el Frankenstein cinematográfico tuvo la suya, dos décadas antes de la famosa imagen de Boris Karloff caracterizado como un ser monstruoso surgiendo en las pantallas de todo el mundo. Veamos como la brillante y asombrosa luz que ve surgir Frankenstein no es otra que la del proyector del cine, a principios de 1910, que hizo surgir en una pantalla común y corriente una historia aberrante sobre el doctor que crea vida a partir de podredumbre y restos humanos.

En 1931 Universal Pictures sorprendió a todo el mundo con una película que en un principio se la quiso hacer pasar como melodrama ("el más extraño de todos los tiempos"), pero que resultó ser un filme terrorífico. DRACULA (1931) proporcionó un nuevo significado al término "terror", además que sirvió para fundar la base primordial de lo que luego se convertiría en el Terror Universal. FRANKENSTEIN (1931), con Colin Clive y un signo de interrogación ("?") que luego se supo era Boris Karloff, resultó ser, para muchos críticos, el mejor filme de terror del estudio y el que marcó la ruta a seguir por gran cantidad de posteriores Frankesnteins cinematográficos, además de iniciar una fascinación del espectador por el terror que se transmitió a radio, teatro y (posteriormente) TV. Pero el gran público ignora que, previamente a este filme, hubieron al menos tres versiones de la novela de Mary Shelley. La novela, bien popular en el siglo XIX, no era desconocida a principios de siglo, ya que se sabe que entre 1890 y 1912 aparecieron nueve diferentes ediciones de la misma. Luego de más de una década, era extraño que el cine no produjera una versión de la novela, ya que se había extendido mucho la costumbre de versionar novelas "de manera que el público se entere en una hora y fracción aquello que le tomaría muchos días de lectura". La compañía Edison, que en breve llegaría a su fin, produjo la primer versión de FRANKENSTEIN entre el 13 y 19 de enero de 1910 y la estrenó el 18 de marzo, publicitándola como "una historia que alcanza el climax del horror y la sugestión"; interesante notar el detalle de que, a pesar que el género de "terror" aún no había nacido, ya se nombraba el término "horror". La historia difería, como luego sería usual, de la novela original. Tal vez estas modificaciones fueran "por el bien de la platea". El medio The Film Index de marzo de 1910 citaba: "Las situaciones realmente repulsivas de la versión original han sido cuidadosamente elmininadas en su versión visual, de manera que no quede posibilidad de asustar a ningún integrante del público. Pero la fuerza dramática de la historia sigue presente." Si bien la película (que duraba nada más que 16 minutos, es decir 975 pies o 297 metros), no tuvo un éxito memorable, pero cosechó buenas críticas en los periódicos y revistas de la época. The Film Index, nuevamente, citaba que la escena de la creación del monstruo "era probablemente la más remarcable jamás filmada." Moving Picture World, de abril de 1910, decía que "la historia de Mary Shelley aquí reproducida en forma de película, satisface tanto a quienes han leído la novela como a quienes no lo han hecho."

El vampiro (pelicula mexicana):

Quizá sea en el fantástico más que ningún otro género, en donde la indulgencia con una serie de elementos cinematográficos –pobreza de medios, aspectos que invitan a la sonrisa-, puede permitirnos en ocasiones destacar realizaciones que finalmente atesoran indudables cualidades. Me viene a la mente en este momento la considerada obra cumbre de Mario Bava –LA MASCHERA DEL DEMONIO (1960)-, en la que a mi juicio un buen número de hallazgos cinematográficos no podían ocultar algunas deficiencias de grueso calibre que finalmente me impiden considerarla esa obra maestra propugnada por muchos –por más que resulte una cinta brillantísima-.

Buena parte de este enunciado me ha venido a la mente al contemplar EL VAMPIRO. Considerada como la expresión más lograda del cine de terror mexicano –ya de antemano cabría incitar a redescubrir el resto de aportaciones al género de su director, Fernando Méndez-, ciertamente hay que considerarla como una singular variación de la novela de Bram Stoker y un título valioso a la hora de calibrar las aportaciones de relieve ofrecidas por las distintas cinematografías tomando como base el referente –más o menos oculto- del Conde Drácula –en esta ocasión Conde Carol de Lavud (Germán Robles)-.

En efecto, tras la secuencia previa a los títulos de crédito, que curiosamente se extrae de uno de los momentos cumbres del film –algo curioso y sin duda adoptado de cara a lograr un impacto inicial en el espectador de la época-, pronto nos encontramos en Sierra Negra, en cuya estación confluyen Marta (Ariadna Welter) y Enrique (Abel Salazar, también uno de los productores del film). Ella es una joven que acude a una hacienda y él inicialmente señala que se trata de un representante de comercio –en realidad es un doctor que ha contratado Emilio (José Luís Jiménez), el tío de Marta para que faculte si su hermana se encuentra loca al insistir en sus elucubraciones sobre la existencia de los vampiros.

Muy pronto, de forma paralela y en una secuencia de excelente ambientación y factura, contemplamos con detalle el cortejo funerario de dicha hermana tras su fallecido. Junto a la tradicional iconografía que el cine de terror ha brindado al efecto, es muy interesante constatar su perfecta integración en el estereotipo que el cine mejicano ha formado de su propio ambiente rural. Esa primera secuencia y la larga caminata que los dos personajes realizan por un bosque nocturno, ya nos dan la medida de donde residen los mejores logros de esta interesantísima EL VAMPIRO. Indudablemente, reside en un excelente trabajo de fotografía en blanco y negro de Octavio Solano, unido a una menos espléndida utilización de la profundidad de campo por parte de su realizador, en la búsqueda ante todo de una atmósfera inquietante y envolvente, a la que contribuyen la utilización de marcos llenos de sombras, telarañas, recovecos y encuadres sencillos y efectivos cara al resultado final del film. A este respecto, pronto nos ratificarán estas intenciones la llegada de Marta a su recordada hacienda, recorriendo con una panorámica su patio añorado y ahora en semiruínas. Pero junto a ello, hay otro elemento que Méndez utiliza por lo general con especial acierto. Se trata de la irrupción de lo “fantastique” dentro del verosímil realista. Un ejemplo de ello lo tenemos en el momento magnífico que nos muestra la presencia repentina de ese vampiro femenino que posteriormente resultará ser Eloísa (Carmen Montejo), la tía de Marta, abducida para el servicio del Conde Lavud siguiendo a los dos personajes que inicialmente discurren por el bosque.

Nosferatu:

El 4 de marzo de 1922, en Berlín, F.W. Murnau presentó por primera vez su película Nosferatu: una sinfonía de horror. El acompañamiento musical fue compuesto por Hans Erdmann con una obertura tomada de la ópera The Vampire (1828) de Heinrich Marschner y fue interpretado en vivo por una orquesta sinfónica.

La película de Nosferatu estuvo a punto de desaparecer debido a que Murnau tuvo que defenderse de una demanda de la viuda de Bram Stoker, por haber utilizado la historia de Drácula sin autorización del autor.

En 1925 las cortes alemanas determinaron que la viuda de Stoker tenía razón en reclamar los derechos y, en consecuencia, ordenaron que todas las copias de Nosferatu fueran destruidas. La película de Nosferatu ha llegado a nuestros días debido a coleccionistas, pero la música de la película en la primera función como acontecimiento efímero (muy parecido al performance actual) no pudo ser recogida por ningún medio."Nosferatu" fue una libre adaptación de la novela de Bram Stoker "Drácula" a la que se cambió el nombre para no tener que pagar derechos de autor. La viuda de Stoker logró que se reconociese la autoría y obtuvo una orden judicial para destruir los negativos y todas las copias de la película. Las copias distribuidas en el resto del mundo impidieron su total desaparición. La presente versión, restaurada por la Friedrich Wilhelm Murnau Stifung, no sólo es la de metraje más similar al original de 1922. Además, siguiendo la pauta de fragmentos de la época, restituye los virados y tintados originales aplicados por Murnau, quien rodó la película a plena luz del día siempre pensando en que posteriormente se aplicarían determinadas coloraciones"
 
Drácula:

Renfield (Dwight Frye) es enviado a Transilvania para gestionar una compra inmobiliaria con el misterioso Conde Drácula (Bela Lugosi). En la aislada mansión del noble rumano sufrirá el ataque de unos vampiros, que le convierten en servidor fiel de Drácula, con quien viajará a tierras británicas. Tras su llegada a Londres, Drácula se enamorará de una joven llamada Mina Harker (Helen Chandler). Clásica adaptación del homónimo libro de Bram Stoker, producida por Carl Laemmle Jr. en pleno esplendor de la Universal de los años 30.

 
 La novia de frankenstein:

Este es uno de los clásico del cine de terror más populares de todos los tiempos, a la vez que la aplaudida continuación de El Doctor Frankenstein original. El legendario Boris Karloff repite el papel del monstruo más incomprendido de la pantalla, cuyo anhelo, en esta ocasión, es tener una compañera, como todo el mundo. También destaca, una vez más, la presencia de Colin Clive como el ambicioso doctor Frankenstein, que crea a la desdichada compañera del monstruo. La Novia de Frankenstein, dirigida como la cinta original por James Whale (fue su última película de terror), cuenta con una banda sonora inquietante y ha llegado a convertirse en una de las películas más preciadas no sólo de su género, sino de toda la historia del cine.

 
El gabinete del doctor caligari:

El Gabinete del Dr. Caligari: El misterioso doctor Caligari es el dueño de una atracción ferial en la que presenta a un sonámbulo llamado Cesare. El enigmático individuo es capaz de predecir el futuro de la gente. Las predicciones de Cesare y unos asesinatos desatan sospechas sobre el doctor y su títere, sospechas que se esclarecerán al final de la cinta, no sin antes dar alguna que otra vuelta de tuerca.
 
Apartado expuesto por Gotico666oscuro


About this entry